Representación Permanente para MERCOSUR y ALADI

1276º Sesión Extraordinaria del Comité de Representantes de la ALADI. Despedida al Embajador Tettamanti

El 7 de febrero tuvo lugar la 1276º sesión extraordinaria del Comité de Representantes de la ALADI, con motivo de la despedida al Embajador Diego Tettamanti.

En tal sentido, la Presidenta del Cuerpo, la Embajadora Colombiana Natalia Avello, expresó que el tiempo de trabajo compartido en este ámbito resultaba invaluable y destacó como cualidades del Embajador su inteligencia, pragmatismo constructivo y olfato político. Rescató, asimismo su personalidad conciliadora, su tacto al considerar cuestiones sensibles y su amplio conocimiento de la región y de sus contrariedades. Finalizó sus palabras afirmando que aprendió mucho en el trabajo junto al Embajador y que su ausencia se haría sentir en la ALADI.

A continuación se expresó el Secretario General, quien recordó haber conocido al padre del Embajador Tettamanti y que podía sostener que éste heredó sus habilidades. Destacó, a su vez que el Embajador Argentino logró una virtuosa combinación de tranquilidad y cortesía con firmeza y convicción.

Agregó que aquel ostentaba una gran dosis de sentido común que le permitía hacer sencillo a lo complejo, facilitando el encuentro equilibrado y práctico entre las partes. A lo que se agregaba su calidad humana y reconocido sentido del humor. Concluyó reafirmando que se añorará su don para catalizar salidas equilibradas y justas frente a los dilemas de la Asociación.

Posteriormente, tomó la palabra el Representante Argentino quien en primer lugar agradeció las palabras de la Presidenta y del Secretario General, y coincidió en que el período en ALADI fue muy rico en experiencias, trabajando para construir consensos sin que se  quebrara el molde  del proceso de integración regional. Recordó que la ALADI es una suerte de  nave madre  de todas las demás iniciativas integradoras, pero que, sin embargo, no puede conformarse con convertirse en sólo una  escribanía  de tal proceso.

Afirmó, a su vez, que esta mirada sobre el papel de la ALADI estuvo presente en la gestión del anterior Secretario General, Carlos  Chacho  Alvarez, como así también en la actual de Alejandro de la Peña.

Tettamanti también recordó que había optado por no ser un militante partidario para dedicarse a ser un funcionario del Estado. Que entendía que ambas opciones de vida coincidían en el máximo respeto y honor por ejercer la función de representar a su patria. Y que en el desempeño de esa función había tenido la fortuna conocer profundamente a cada uno de los países miembros de la ALADI, desarrollando con la mayoría de ellos fuertes vínculos personales y transitando ricas experiencias profesionales.

Por último, hizo algunos comentarios específicos relativos a la ALADI. En primer lugar, dedicó unas palabras de reconocimiento al gran volumen de trabajo condensado en las múltiples reuniones de las diversas instancias que conforman a la Asociación, y en tal sentido agradeció el trabajo profesional y dedicado del plantel de funcionarios de la Secretaría General.

Por otra parte, afirmó que la Asociación debe  abrirse a nuevos desafíos, y dio como ejemplo la ampliación del número de miembros, comenzando por concretar la incorporación de Nicaragua. En el mismo sentido, señaló que la ALADI tiene mucho que aportar para saldar lo que consideró una de las mayores deudas de la región, es decir, la conciliación entre el poder y la Ley.

Finalmente, el Embajador Tettamanti aseveró que haber estado en la ALADI también le significó el honor de haber estado en Uruguay, país al que lo une una relación de afecto que no data de hace sólo dos años y medio, sino que se remonta a décadas.

Luego de la intervención del funcionario argentino, los demás representantes hicieron uso de la palabra, destacándose los siguientes conceptos y valoraciones:

El Representante de México coincidió con la apreciación del Representante de nuestro país en cuanto a la deuda de la región en conciliar el poder con la Ley, afirmando que la normalidad democrática demanda el fortalecimiento de las instituciones. Destacó que el Embajador Tettamanti fue un ejemplo para todo el Comité y un maestro para muchos representantes, incluido el mismo. De igual modo, afirmó que supo sacar  soluciones mágicas  para problemas que parecían no tener salidas, cooperando, de este modo, con la gobernanza de la ALADI.

En el mismo sentido se expresaron los representantes de Brasil y Perú, quienes también destacaron la experiencia, capacidad y conocimientos que Tettamanti volcó en la ALADI, mejorando su funcionamiento. Supo encontrar y aportar para solucionar las diferencias que eventualmente surgieron entre los miembros del Cuerpo.

Por su parte, el Representante Ecuatoriano recordó que se conocieron con el funcionario agasajado siendo ambos Subsecretarios para América Latina y el Caribe de sus respectivos países. Y que ambos forman parte de una generación que apostó y aportó para la integración regional.

Al respecto, el Embajador de Ecuador se lamentó ante lo que consideró la desatención que actualmente sufren instancias como UNASUR y CELAC, luego de que demandara tantos esfuerzos construirlas. Afirmó que el Embajador Tettamanti había demostrado en su desempeño en ALADI un talante pragmático y visionario, dirigido a evitar la fragmentación en bloques y a priorizar la unidad en pos de la integración. Y que quizás había faltado esa mirada para evitar la derivación hacia la intrascendencia de aquellas iniciativas.

Los representantes de Paraguay y Uruguay coincidieron en destacar la capacidad del Embajador Argentino para resolver problemas de modo creativo y constructivo, y que su espíritu mediador siempre contribuyó para generar consensos.

Finalmente, es oportuno reseñar la intervención del Representante Chileno, quien recordó que el apellido Tettamanti le resultaba familiar aún antes de conocer al Representante de nuestro país. Asimismo, aseveró que a pesar de la cercanía entre nuestros países, en Chile poco se comprende sobre el devenir político argentino, y que en tal sentido había sido aleccionadora una larga conversación mantenida con el Embajador Tettamanti. Por último, y en el mismo sentido de las reflexiones de este último y del Representante de México, lamentó que en América Latina aún persista mucha arbitrariedad.


Fondo argentino de cooperación sur-sur y triangular